El libro de los Espíritus

ISBN: 978-84-15215-45-5

Nº de páginas: 792

Medidas: 130 x 195 mm

Formato: rústica

Descripción

Publicado en 1857, El Libro de los Espíritus está considerado como la Biblia del espiritismo, que recoge los principales puntos de la doctrina y que, según su autor, Allan Kardec, fue escrito «por orden y bajo el dictado de espíritus superiores para asentar los cimientos de una filosofía racional».

Kardec (pseudónimo de Hippolyte Léon Denizard Rivail) era un reputado pedagogo y director de instituciones de enseñanza en Francia. Hacia 1855 asiste, invitado por un amigo, a una reunión de las “mesas giratorias o parlantes” un fenómeno importado de Estados Unidos y muy de moda en la vieja Europa: los adeptos, convocados en torno a una mesa, pretendían comunicarse con el más allá, formulaban preguntas y los espíritus supuestamente respondían con golpes y movimientos. Kardak decidió entonces dedicarse a estudiar estos fenómenos, con espíritu científico y desde el escepticismo más absoluto, que lo condujeron a la deducción de sus consecuencias filosóficas. Nunca enunció teorías preconcebidas. Al contrario, observaba, comparaba y deducía, siempre en busca de la razón y la lógica de los hechos.

De esta investigación salió El libro de los Espíritus, donde define el espiritismo como una ciencia, una filosofía y una ética, pues estudia la naturaleza, origen y destino de los espíritus, su relación con el mundo corporal, y las consecuencias morales que resultan de esas relaciones.

En la obra, y a través de 1018 preguntas y respuestas, el mundo espiritual revela aspectos trascendentales acerca de la inmortalidad del alma, la naturaleza de los Espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la humanidad. El texto comprende cuatro libros: Las causas primeras, El mundo espírita o de los espíritus, Las leyes morales y Esperanzas y consuelos, todo un compendio de conocimientos que amplían la visión de la vida y que resultarán de gran interés para cualquier lector, independientemente de su creencia o convicción religiosa.